X
  • No products in the list
Buscar

Tres elementos clave para viajes en auto a zonas extremas o apartadas

Llegó el verano y con las vacaciones se inicia la temporada de viajes, una oportunidad que muchas familias aprovechan para recorrer el territorio nacional. Para que esa aventura se convierta en un hito inolvidable y libre de contratiempos, los expertos de Petroline, Salfa y Enex/Shell Lubricantes le entregan los siguientes consejos.

Elegir bien el vehículo

Antes de viajar, es recomendable evaluar la posibilidad de arrendar un auto en el aeropuerto más cercano del destino final, una decisión estratégica que puede ahorrar horas de viaje y combustible, así como permite cuidar el auto familiar. Esta decisión previa puede ser de gran ayuda para los viajes a zonas extremas, como Torres del Paine, o en locaciones desérticas como San Pedro de Atacama, ya que puede recurrir a un vehículo que tenga las características y el performance necesario (como un todoterreno) para sortear sin problemas la ruta y la geografía del lugar.

“Por ejemplo, la ruta desde Punta Arenas hasta las Torres del Paine es de solo 280 kilómetros, los que se pueden recorrer fácilmente con un vehículo arrendado que se pueden encontrar directamente en el aeropuerto y oficinas, por un monto desde $70.000 + iva diarios. La distancia desde Santiago es superior a los 3 mil kilómetros porque se debe pasar por Argentina, por lo que es un viaje de varios días solo para llegar al parque nacional”, sostiene Javier Benavides, Gerente Comercial Rent a Car de Salfa.

Estanque lleno

Una vez en la carretera, es importante contar con un mapa y trazar las distancias que se van a recorrer. Esto es útil para determinar los tiempos de conducción y descanso, pero también es parte clave de una coordinación mucho más esencial: el abastecimiento de combustible. Para evitar la llamada “pana del tonto” en plena ruta, sepa que en el territorio chileno existen muchos lugares de gran belleza natural que no cuentan con una estación de combustible cercana. Si va a recorrer rutas extremas o alejadas de las vías principales –como la carretera Austral– la recomendación es abastecerse de combustible en todos los pueblos donde haya una estación disponible, ya que algunos pueden encontrarse a más de 200 km de distancia entre sí, y de saltarse uno, podría quedar a mitad de camino, sin combustible y a kilómetros de distancia del próximo pueblo.

“Actualmente existen opciones  para aumentar la autonomía de los vehículos en  zonas apartadas o extremas, son estanques auxiliares de combustible para abastecerse. Son unidades muy prácticas y certificadas  que pueden amarrarse a la parte trasera de la camioneta, con capacidades desde 55 a 900 litros y que le permitirán expandir la autosuficiencia de combustible para esos viajes a zona apartadas donde no existen estaciones cercanas”, asegura Juan Esparza, gerente general de Petroline, firma chilena que se especializa en estas soluciones.

Inspección previa

Si elige llevar su propio vehículo, es importante hacer una inspección completa del vehículo, incluyendo  el estado de los frenos y neumáticos. “Para evitar daños en el motor y asegurar un buen desempeño en la ruta es indispensable revisar cincos fluidos que son de vital importancia para el correcto funcionamiento del auto. El más importante es el lubricante de motor y debe revisarse periódicamente, ya que, de lo contrario, peligra el funcionamiento del mismo. También es importante el líquido de frenos, el aceite de la dirección hidráulica, el anticongelante y líquido del limpiaparabrisas”, sostiene Justo Verdejo, encargado del área técnica de Lubricantes ENEX/Shell.

¿Y el combustible?

Si necesita transportar combustible  de forma ágil y segura, la serie Emilcaddy en sus versiones de 55 y 110 litros es la solución de abastecimiento más versátil en el campo profesional, deportivo y de tiempo libre.  Elaborados por la prestigiosa firma italiana Emiliana Serbatoi, son ligeros, manejables y resistentes. Los EmilCaddy se caracterizan por su fácil desplazamiento, ya que cuentan con ruedas anti-perforación adecuadas para la movilidad por cualquier superficie. Estos contenedores de polietileno lineal son ideales para el abastecimiento de pequeños vehículos operativos y medios ligeros o de deporte.

Para mayores volúmenes de abastecimiento, el estanque portátil CarryTank CTK de 220 litros está diseñado especialmente por Emiliana Serbatoi para adecuarse a vehículos livianos y pickups. Los estanques están fabricados con polietileno lineal en rotomoldeo rotacional, gracias a lo cual su estructura es compacta y, al mismo tiempo, ligera y fácil de transportar. El kit incluye, además, una tapa de llenado con válvula de desahogo de aluminio, bomba de suministro de 12 V anti explosión y pistola corte automático de llenado, entre otras características.

 

Fuente: Al Torque

Deja un comentario